La venganza nunca es la solución, pero hay veces que se presenta de una forma tan original que vale la pena mencionarla.

Seguramente todos vosotros recibís algún email SPAM en el día a día, y la solución de «marcar como spam» en el correo electrónico suele ser suficiente para perderlo de vista, pero hay una extensión de Chrome que va más allá: realiza una venganza enviando spam de vuelta al remitente.

Lógicamente, la acción que realiza viola completamente las políticas de Google Chrome, motivo por el cual el plugin en cuestión solo se puede bajar desde la web youvegotspam.mschfmag.com, donde muestran el funcionamiento:

– al instalar el plugin veremos un icono nuevo en nuestro Gmail
– Cuando recibamos un email de spam, pulsaríamos en dicho icono, y automáticamente el remitente comenzará a recibir 100 emails de spam de suscripciones variadas.

Los emails que recibe el spammer no tendrán ningún valor para él, ya que son suscripciones no solicitadas, y podrá seguir recibiendo emails de cada una durante algún tiempo.

Se trata de un proyecto de Daniel Greenberg, uno más de los que mantiene en mschfmag.com, donde muestra ideas curiosas para quien no tiene miedo a la violación de la privacidad.

Por supuesto, una vez más: no recomendamos la instalación de este plugin, ya que, entre otras cosas, necesita acceso a vuestro Gmail. Enviar spam de vuelta no solo os rebaja al mismo nivel del «pecador», os puede transformar también en criminales según las leyes de protección de datos de algunos países. Me ha parecido interesante comentarlo por dos razones:

– Para que sepáis que algo así existe, y que si enviáis spam a alguien y recibís spam de vuelta, sepáis el motivo por el que eso ha ocurrido.
– Para que recordéis que, fuera de la tienda oficial de plugins de Chrome, hay un universo lleno de cosas así, muchas de las cuales representan una amenaza para nuestros datos.

No olvides seguirnos en Instagram.com/wwwhatsnew


La noticia Una aplicación para vengarse de quien nos envía spam fue publicada originalmente en Wwwhatsnew.com por Juan Diego Polo.