Hoy probamos un accesorio que añade un botón físico a HomeKit, con el que puedes controlar accesorios y ambientes. ¿Qué utilidad puede tener? Seguro que te sorprende.

¿Un botón para HomeKit?

Puede ser una de las reacciones que muchos tengáis al saber acerca de este Eve Button. ¿No se trata de todo lo contrario con HomeKit? La domótica busca eliminar los botones físicos y controlar todo mediante automatizaciones o con nuestra propia voz, pero hay ocasiones en las que un botón físico es cómodo, muy cómodo, y más aún cuando no se trata de un botón convencional, sino de un botón domótico como el que nos ofrece este Eve Button. Un único botón con el que podemos ejecutar tres acciones diferentes, ya sea activar uno o varios accesorios, o ejecutar ambientes.

Se trata de un accesorio pequeño y ligero, gracias al aluminio y plástico con el que está construido. Su forma cuadrada tiene un marco de aluminio adonizado que recuerda mucho al iPhone 5, con los bordes biselados y brillantes. En la parte anterior podemos ver el logo de «Eve» y el botón central, un botón mecánico que al pulsarse ilumina un pequeño led rojo. En la parte posterior encontramos el alojamiento de la pila, una pequeña Cr2032 fácilmente reemplazable cuando se utiliza.

Gracias a la conectividad Bluetooth la autonomía con una sola pila es de unos 6 meses, aunque obviamente variará según el uso que le demos al botón. El protocolo de HomeKit ha mejorado mucho y es retardo que al principio sufrían los dispositivos Bluetooth ya no existe. Lo que sí debemos tener en cuenta es que el alcance será limitado, unos 10 metros más o menos, por lo que el botón no podrá estar demasiado lejos de nuestra central de accesorios, salvo que usemos el extenso de cobertura que Eve nos ofrece y que analizamos en este artículo.

Eve nos incluye en la caja cuatro pequeños adhesivos de goma que se pueden pegar al Eve Button para que no se deslice en la superficie en la que lo coloquemos y para que no la dañe si lo colocamos en alguna superficie delicada. Su tamaño es lo suficientemente pequeño como para que podamos dejarlo casi en cualquier lugar.

Control de accesorios y ambientes

La configuración de este dispositivo en HomeKit se realiza con el ya conocido procedimiento de escanear el código QR que hay en la parte trasera y siguiendo los pasos que la aplicación Casa nos va dando. Nos encontramos con un paso extra que en otros dispositivos no tenemos: la configuración de las acciones de este botón. Podemos configurar tres acciones diferentes: una pulsación simple, doble pulsación y mantener pulsado. Cada una de estas acciones puede controlar uno o varios accesorios, o un ambiente.

Mi configuración consiste en encender las dos amparas de mi salón con una intensidad del 50% una y otra del 30% al realizar una única pulsación del botón. Cuando pulso en dos ocasiones, se activa el ambiente película, en el que mis luces se atenúan para ver la televisión en un ambiente más agradable. Y por último, el que usa la mayoría de mi familia: Buenas noches, con el que por fin he conseguido que nadie en casa use los interruptores físicos de las lámparas, que provocaba que mis automatizaciones dejaran de funcionar. Ahora mantienen pulsado el botón de Eve y todo se apaga, y por fin todos felices en casa, sin tener que convencer a nadie de que use el HomePod o su móvil para apagar las luces.

Por supuesto podemos usar también la excelente app de Eve para configurar el dispositivo. Su interfaz es bastante diferente pero es una aplicación realmente buena que puedes descargar de forma completamente gratuita desde el App Store (enlace) y que además te permite controlar cualquier dispositivo, no sólo los de la marca Eve.

Opinión del editor

En un mundo ideal en el que todos usáramos HomeKit como se supone que no se debe utilizar puede que un producto como Eve Button no tuviera sentido. Pero en mi caso particular este botón físico me ha dado lo que me faltaba: un dispositivo HomeKit que todos en casa aceptan utilizar. Por fin mis luces funcionan como deben, mis automatizaciones siempre están preparadas y mis ambientes disponibles, gracias a que todos apagan las luces usando HomeKit, no los interruptores físicos de las lámparas. Además, yo también termino usándolo en muchas ocasiones. Por 31€ que cuesta en Amazon (enlace) se acabaron los conflictos con HomeKit en casa.

Pros

  • Buen diseño y materiales
  • Buena autonomía con pila reemplazable
  • Funcionamiento simple

Contras

  • Estaría bien que tuviera accesorio para colocar en la pared